FAQ

¿Por dónde empiezo?

La mejor forma de empezar es preparar un índice que servirá de esqueleto para ir rellenando y dando cuerpo al documento. Lo mejor es empezar a elaborar la memoria a la vez que se van haciendo averiguaciones y se van tomando decisiones, aunque parezcan muy preliminares.

¿Qué debo hacer yo y que es cosa de mi tutor?

El TFG/TFM es un trabajo tuyo. El tutor está para ayudarte en los puntos donde tu tengas dudas y no puedas avanzar y, si el tutor lo considera, podrá ir proponiéndote una metodología de trabajo para hacer más eficiente tu dedicación al trabajo.

Sólo en algún caso, en el que el tema de proyecto esté en una línea de investigación del tutor él tendrá interés propio en el proyecto. En todos los demás casos eres tú quien debe tirar del trabajo y liderar la investigación o desarrollo.

¿Debo incluir planos?

Sólo será necesario incluir planos si hay algo que debas detallar de forma inequívoca para un tercero. Si tu trabajo no incluye ningún dispositivo o desarrollo tuyo o no requiere este detalle, no tiene sentido que intentes meter planos. La documentación del proyecto debe limitarse a la imprescindible para dejar claro todo lo que se trata en el TFG/TFM.

¿Y si hay algo que no quiero meter en el proyecto?

Al que lee el TFG/TFM debes explicarle qué tareas son objeto del proyecto y cuáles no. Para ello, en el primer o segundo apartado de la memoria deberás indicar cuáles son los objetivos del proyecto y cuáles son las tareas que quedan fuera del alcance. Por ejemplo, si quieres hacer la estructura para un polideportivo deberás dejar claro en el apartado de objeto del proyecto si vas a calcular las instalaciones o, por el contrario, el alcance del proyecto se limita al diseño y cálculo de la estructura. De no ponerlo aquí, dejas a criterio del tribunal considerar que tu proyecto está o no incompleto.

¿Cómo debo planificar mi trabajo en el TFG/M?

Lo primero es acordar con el tutor un índice. Una vez que tengas esto, podrás ir avanzando en las distintas tareas y deberías ir completando la memoria todos los días con los avances que hayas realizado. Es más fácil quitar material cuando tengas el proyecto elaborado que tener que añadirlo cuando haya pasado tiempo y ya no recuerdes las hipótesis o consideraciones que has hecho meses antes.

¿Cuántas hojas debe ocupar?

Afortunadamente los trabajos ya no se valoran al peso. El número de hojas es el necesario para contar todo lo que has hecho, para informar sobre tu trabajo y tus averiguaciones sin dejar lugar a las ambigüedades. No se trata de cumplir un objetivo de llenar hojas vacías de contenido, sino de dejar reflejadas tus reflexiones y avances para que se vea el trabajo que hay detrás y, en caso de que alguien quisiera apoyarse en tus indagaciones para avanzar en la línea de trabajo, tenga todas las claves y supuestos que tú hayas considerado.

¿Qué bibliografía pongo?

Es necesario poner bibliografía en todos los trabajos. Se trata de reconocer al autor de los materiales que hayas consultado su mérito y también de dar pistas a alguien que quiera profundizar en tu tema de trabajo para que sepa qué material ha de leer o consultar. Es importante que la bibliografía sea lo más actual posible y esté perfectamente mencionada para que quien quiera la pueda encontrar.

¿Puedo copiar material de otros trabajos fin de grado?

Siempre que cites la fuente no hay problema en que uses material de otros autores. Es importante que la información que copies tenga algo tuyo, que esté ‘masticada’ y adaptada para incluirla en tu TFG/TFM.

¿Cómo elaboro las conclusiones?

Las conclusiones deben dar respuesta a los objetivos planteados. Las conclusiones deben ser claras y rotundas. Debes indicar con humildad y rigor los avances que hayas encontrado en tu trabajo. Si hay algo que no es concluyente deberás indicarlo. Si algo es claro, también.

Tienes que tener en cuenta que tu trabajo será público y podrá servir de referencia para otros, de manera que si tus conclusiones son adecuadas contribuirás al incremento del conocimiento general en el tema de trabajo. Recuerda que cuando alguien consulte tu trabajo leerá el objeto del proyecto y eso le animará a seguir leyendo o no. Como fase final de la lectura se dirigirá a las conclusiones y será el punto más interesante para incrementar el nivel de conocimiento en la materia en que has trabajado.

¿Hay que poner siempre conclusiones?

No. Sólo procederá poner conclusiones cuando tu trabajo suponga un avance de la técnica o la materia en la que has trabajado.